loader

Twitter comienza las pruebas de su Shop Module

Twitter ha arrancado una prueba piloto de su Shop Module o Módulo de Tienda. Se trata de un espacio en la parte superior del perfil de un usuario en la que la empresa puede mostrar sus productos.

Cuando los usuarios visitan los perfiles que tienen habilitado el módulo de tienda, pueden desplazarse por un carrusel de productos y pulsar sobre ellos para obtener más información. Si alguno les convence, pueden hacer clic y completar la compra en un navegador dentro de la aplicación, sin tener que salir de Twitter.

 

El piloto ha comenzado con varias marcas en Estados Unidos y solamente podrán verlo las personas de este país que utilicen la red social en inglés y en dispositivos iOS. Tendremos que esperar para poder ver esta función en otros países, una vez que se haya probado su eficacia y la reacción del público.

En febrero, Twitter ya avisó de que entre sus planes estaba el de desarrollar una funcionalidad relacionada con el comercio. El CEO de la compañía, Jack Dorsey, indicó que uno de los objetivos de la firma era «la expansión de los productos a Twitter de las pequeñas y medianas empresas a nivel mundial».

Twitter avanza en su camino para reforzar a las empresas

Este nuevo movimiento supone un paso más de la compañía para ofrecer respaldo a los perfiles profesionales. La plataforma social del pájaro azul busca añadir componentes modulares para esas figuras expertas que darán a las empresas de todos los tamaños y de todo el mundo acceso a las características destinadas a impulsar el compromiso y los resultados del negocio.

Twitter también tiene previsto formar un Consejo Asesor de Comerciantes, que estaría compuesto por marcas que se hayan establecido como ejemplos de comercio de primera clase en su plataforma. «Creemos en el poder de las conversaciones que Twitter facilita en torno a los productos», afirma Bruce Falck, jefe de producto de Twitter.

«Con esta prueba piloto, podremos comprobar cómo reacciona nuestra audiencia, comprometida y receptiva, ante productos que tienen una gran carga emocional. Desde una nueva camiseta de su equipo deportivo favorito hasta una nueva rutina de cuidado de la piel. Y, sobre todo, nos dará la oportunidad de seguir aprendiendo sobre qué experiencias de compra prefiere la gente en Twitter», explica.

 

Fuente: Marketing Directo